Estás en: Inicio > Noticias > "El Cargaderu": Territorio Museo crece

Actualidad

"El Cargaderu": Territorio Museo crece

Domingo, 2 de Agosto de 2015 "El Cargaderu": Territorio Museo crece

Si el pasado año la Asociación Cultural y Minera Santa Bárbara restauraba de forma altruista el Socavón de la Rebaldana haciéndolo visitable, este año, es la bocamina del Grupo de Minería de Montaña San Víctor la que se incorpora a la red de equipamientos visitables de Mieres.

El pasado mes de julio y tras su restauración, “El Cargaderu” como se conocía popularmente o bocamina del Grupo de Minería de Montaña San Víctor en Turón, se incorporó a la larga lista de equipamientos visitables del concejo de Mieres. Su restauración, respaldada por el Grupo de Arqueología  Industrial de la Sociedad Cultural y Minera Santa Bárbara y que duró un mes, fue llevada a cabo por la empresa Sánchez y Lago, empresa de ámbito nacional y con experiencia en restauraciones mineras, por encargo de la Dirección General de Minas y más concretamente de Benito Solar, Jefe de Servicio de Promoción y Desarrollo Minero.

Acceso a "El Cagaderu" prácticamente cubierto por la maleza antes de la intervención.

El encargado de realizar el proyecto, fue el tantas veces mencionado en este espacio José Luis Soto, por entre otras cosas, ser autor de "Castilletes de pozos mineros de la Montaña Central Asturiana". Integrante del Grupo de Arqueología Industrial de la Asociación Cultural y Minera Santa Bárbara, impulsor de la recuperación de “El Cargaderu”, este turonés, nacido en San Xusto y San Pastor, fue primero minero en el Pozo San José de La Veguina de Turón, para posteriormente pasar al Pozo Santiago de Caborana (Aller), donde en el año 2004 se prejubiló como vigilante. Su amor por el patrimonio etnográfico, industrial, arqueológico y por todo lo que represente la cultura popular Asturiana, queda plasmado en la que es una de sus grandes pasiones, la fotografía.

Interior de "El Cargaderu" antes de la rehabilitación.

Tal y como podemos leer en el panel instalado  junto al acceso y de cuyo texto, se ocupa también el propio Soto, “El Cargaderu” pertenece al Grupo San Víctor,  uno de los más de 20 grupos de Minería de Montaña que la Sociedad Hulleras del Turón (S.H.T) explotó en el Valle, haciéndose cargo, así, de las concesiones primigenias mineras de origen Belga. Enclavado entre la Mina Clavelina al Oeste y el Grupo Espinos al Este, sus concesiones mineras se enmarcan dentro de las denominadas Gustavo 1º y Eduardo 1º, justo dentro de los límites de ambas.

Su estructura de planos y trincheras se desarrollan en altura, pasando por los pueblos de El Pulliscal, Linares, La Pila, Fuexo d´Arriba y d´Abaxo y La Cabana, dónde su último piso (+640 m) enlazaba con el primer piso del Grupo Polio, a mayor altitud.

Estado actual. Vista general de la bocamina con el panel informativo situado junto al acceso.

Este piso "0", como lo denominaba la S.H.T, se sitúa en la margen derecha del Río Turón, en un punto intermedio entre los pueblos de Lago y Canabatán y al borde mismo de la Senda PR 100.1, antigua línea férrea de la S.H.T. Está conectado con el 1º de Santo Tomás y el Pozu Espinos a una altitud de +314 m sobre el nivel del mar. Conecta, también, al Oeste,  con el primer piso del grupo, instalado en una plataforma de maniobras a una altitud de 316m.

Esta bocamina, con una superficie de boca de unos 7,50 metros cuadrados, tiene una portada de sillería, rematada con un arco de medio punto de dos hiladas de ladrillos macizos, colocados a sardinel, coronado con una clave de sillería, dónde no se aprecia inscripción alguna. Inmediata a la clave la recorre una línea de imposta rematada, en altura, con un recrecido de mampostería.

Detalle de la bocamina tras la intervención llevada a cabo según proyecto de José Luis Soto.

Además de ser una bocamina clásica para buscar el carbón, en sus últimos tiempos de funcionamiento se usó como galería de cargue del mineral, dónde entraban los trenes empujados por locomotoras a vapor. El cargue de estos trenes se realizaba en un pozu maestro, que conectaba con el tercer piso. La galería tiene un horquillado de hormigón, que se extiende desde la entrada hasta unos 20 m en el interior, dónde están las compuertas de carga del pozo maestro. De ahí, que popularmente fuera conocida como "El Cargaderu".

Vista desde el interior de la bocamina tras la rehabilitación.

Integrado desde el pasado mes de julio y gestionado desde la Red Territorio Museo, ya podéis acercaros a visitar este trocito de nuestro patrimonio industrial que sale del olvido para volver a formar parte activa de la vida y la identidad de nuestros valles mineros.

 

Texto del panel reproducido y fotos de José Luis Soto.

Buscador

Utiliza el buscador para realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias:

calendar
calendar
rss