Estás en: Inicio > Noticias > Descubriendo el estilo Allande. Los Hórreos y Paneras del Concejo de Allande (I).

Actualidad

Descubriendo el estilo Allande. Los Hórreos y Paneras del Concejo de Allande (I).

Domingo, 15 de Junio de 2014 Descubriendo el estilo Allande. Los Hórreos y Paneras del Concejo de Allande (I).

Hace tiempo comentamos brevemente las características del estilo Allande, el tercer y más moderno estilo decorativo definido de los hórreos asturianos, que fue descubierto hace ya poco más de treinta años por Armando Graña y Juaco López. Sus características fueron descritas por primera en su obra “Los hórreos y paneras del concejo de Allande. Asturias”, obra pionera de los estudios de carácter etnográfico en nuestra región durante los años ochenta de pasado siglo.

Armando Graña García (Oviedo, 1958), licenciado en Prehistoria y Arqueología, es en la actualidad profesor en el instituto de Salas. Sus principales trabajos arqueológicos se centraron en la identificación y definición de los estilos artísticos de los hórreos asturianos y su cronología.

Juaco López Álvarez (Cangas de Onís, 1960), es licenciado en Geografía e Historia por la Universidad Complutense de Madrid y doctor en esa misma especialidad por la Universidad de Oviedo. Director del Museo el Pueblo de Asturias desde 1992, con el breve paréntesis en que ocupó el puesto de director general de Turismo y Patrimonio en 2011. Es autor de numerosos trabajos sobre etnografía.

En la introducción, los autores expresan su voluntad de realizar un estudio exhaustivo sobre los hórreos y paneras del concejo de Allande, con especial atención a la decoración tallada presente en las paneras, buscando al mismo tiempo un nuevo enfoque del tema. El territorio objeto de análisis cuenta con cierta homogeneidad geográfica e histórica, que permite la distinción de tres sectores con características diferenciadas: el sector de la Pola, el de la Serra y el del Valledor.

El concejo se caracteriza por un marcado predominio de la presencia de paneras, que coincide con los consejos de Tineo y Cangas del Narcea, pero que es opuesto a la tendencia regional. Otro hecho singular es la propiedad única de cada hórreo y panera, a diferencia de la usual copropiedad de estos elementos en Asturias, donde aún es muy frecuente la división de los hórreos y paneras entre dos o más propietarios. La causa de esa diferenciación es la vigencia de la institución del mayorazgo en el occidente, inexistente en el resto de Asturias, donde era posible la división por herencia.

En cuanto a la cronología, realizada por medio del estudio de la morfología de los hórreos y de las paneras, resultaba un tanto imprecisa, hasta que el análisis de las fechas que acompañan a las tallas permitió comprobar su exactitud y establecer su evolución tipológica. Las fechas comprenden desde mediados del siglo XVIII a mediados del siglo XX, de 1716 a 1936. La máxima concentración de fechas se da entre 1800 y 1850. Y la mayor actividad constructiva se produce durante el siglo XIX.

En una primera fase, se da el hórreo arcaico, que constituye el tipo más antiguo, y que formaría el grueso de la población de hórreos en pleno siglo XVIII. Se trata de una construcción de planta es cuadrada y de muy pequeñas dimensiones. Apoya en cuatro pequeños pilares, piochos o pias, en madera, colocados directamente sobre una losa encajada del suelo, que suele medir 1,50 m. de altura. A veces, el espacio exterior está cerrado mediante un muro bajo en tres de sus caras, por lo que las pias se colocan sobre este murete y son de menor tamaño, pero lo habitual es que el espacio permanezca abierto y se utilice como almacén de aperos agrícolas y taller ocasional. Las paredes de la corondia están formadas por tablas engarzadas mediante el sistema de barotillo, consistente en una estrecha tablilla que entra en los surcos de sus cantos largos.

Hórreo arcaico de Villalaín (El Valledro). Dibujo de Armando Graña (Fuente: GRAÑA GARCÍA, Armando y Juaco LÓPEZ ÁLVAREZ, Hórreos y paneras del concejo de Allande (Asturias): evolución y motivos decorativos, 1983)

Carece de corredor pero cuenta con dos puertas opuestas que sirven de ventilación en verano. La techumbre suele ser con frecuencia de paja incluso de tablillas de madera, materiales que fueron sustituidos por losas de pizarra o tejas curvas.

El acceso solía hacerse mediante una sencilla escalera de mano que se retiraba tras su uso. Con frecuencia se levantaron escaleras de mampostería con posterioridad a la edificación del hórreo.

Pese a la evolución posterior hacia el predominio de las paneras sobre los hórreos, éstos no dejaron de construirse. Los más recientes se reconocen por su acabado más perfecto y por sus dimensiones. Además suelen incorporar elementos específicos de las paneras, como el corredor. Otro modo ampliar el espacio de los hórreos consiste en aumentar altura de su corondia, método muy empleado a fines del siglo XIX y principios del siglo XX que permite la construcción de un desván en el interior, a la vez que se aprovecha las maderas antiguas. Por último, los hórreos de época reciente abandonan los materiales tradicionales para incorporar otros nuevos como el ladrillo y el cemento.

Se da una etapa de primeras paneras que cuentan con rasgos morfológicos y constructivos comunes a los hórreos arcaicos: baja altura de la corondia, formada por tablas anchas engarzadas por su mismo sistema el barotillo, ausencia de corredor, pias de madera, altas y delimitando un espacio inferior que permanece abierto. La diferencia con los hórreos se limita a sus proporciones cubierta cuatro aguas. Pero este tipo de paneras es excepcional, casi reducido geográficamente al sector de La Pola.

Panera de Casa Sueiro, Cereceda (La Pola), 1795. Dibujo de Armando Graña (Fuente: GRAÑA GARCÍA, Armando y Juaco LÓPEZ ÁLVAREZ, Hórreos y paneras del concejo de Allande (Asturias): evolución y motivos decorativos, 1983)

En el siglo XVIII se da el paso a la panera, generalizándose en el siglo XIX. La cronología muestra las fases de mayor actividad constructiva que varían de uno u otro sector. Las causas de este cambio se encuentran en desarrollo del cultivo intensivo del maíz en el siglo XVIII, el aumento demográfico que se consolidan en el siglo XIX gracias en parte a la extensión del cultivo de la patata. Estas mejoras llevaron a un mayor rendimiento de las tierras y supusieron el cambio del hórreo por la panera, por su mayor volumen de almacenamiento y de su capacidad de adaptación para secado del maíz. Esto obligó a ampliar las dimensiones y capacidad del hórreo, mediante el alargamiento de la planta y la aparición del desván. Además, por las características del clima asturiano, las mazorcas se recogen antes de madurar y por ello se necesita un espacio destinado a su secado previo al almacenaje definitivo y por ello se creó el hórreo en un costado de la panera, tomado del que aparecen las fachadas algunas casas de la época. Sólo en algunas paneras de casas importantes se levanta el corredor en los cuatro costados de la corondia.

Casa Leonor, Cereceda, 1798. Disposición característica del corredor en las paneras hasta el último cuarto del siglo XIX: en el costado largo postrior apoyado sobre la prolongaciónde las madres y bragueiros, y dividido en tres tramos, el central cerrado con rejas y los laterales con tabla. Dibujo de Armando Graña (Fuente: GRAÑA GARCÍA, Armando y Juaco LÓPEZ ÁLVAREZ, Hórreos y paneras del concejo de Allande (Asturias): evolución y motivos decorativos, 1983).

Esto es para el caso de Allande, pero en el resto de Asturias se mantuvo la forma del hórreo, al que se añadió el corredor y los elementos definitorios de la panera en Allande. En el caso de los cabazos, estos alargarán sus dimensiones, adoptando una planta rectangular muy estrecha, y pasando pronto a ser realizados en piedra.

También en el interior hay nuevos elementos: la talameira o desván, que amplía el espacio útil, y las tuñas, grandes arcas fijas, sin tapa, para almacenaje del cereal, con un dispositivo en su parte inferior que permite la caída del grano. Son tres, dispuestas en un extremo corto de la panera. Este sistema sólo se da en la zona occidental de Asturias, y podeis verlo en una de nuestras salas en el Centro de Interpretación del Hórreo de Güeño/Bueño. Las pías se levantan sobre un muro, aprovechando el desnivel del terreno, alcanzando la altura de un piso y se emplea para guardar los aperos, el carro o como pequeño taller. Los pisos inferiores alcanzan un cierto desarrollo cerrándose en ocasiones para su uso como cuadra e incluso como vivienda.

Casa La Viuda, Linares (La Pola). Interior de una panera, con tuñas. Dibujo de Armando Graña (Fuente: GRAÑA GARCÍA, Armando y Juaco LÓPEZ ÁLVAREZ, Hórreos y paneras del concejo de Allande (Asturias): evolución y motivos decorativos, 1983)

El acceso se efectúa por medio de una gran piedra situada delante de la puerta, desde donde se alcanza la poyata o subidoria. Otras veces hay una escalera de mampostería, en especial cuando el desnivel es grande, y será este el tipo más generalizado posteriormente. Hay algo un caso en que se tiende un pontigo, puente de tablas, desde un hueco de la casa próximo a la panera, enlazando con la puerta.

La panera alcanza su pleno desarrollo a fines de siglo XIX, cuando se levanta sobre un piso inferior, cerrado y techado, utilizado como cuadra o cuarto anexo la vivienda. Generalmente este tipo de paneras tiene corredor por los tres lados, quedando sin él por el costado de la puerta principal. Los corredores de los laterales suelen estar cerrados en parte, formando un compartimento aislado, para almacenar los productos de la matanza. Además, en el costado más expuesto a los vientos dominantes, se protege mediante una tablazón clavada sobre la corondia con cierta inclinación, y sobresaliendo cerca de medio metro por abajo: es el faldón o mandil.

Para finalizar la construcción de la panera, se pintaba al corredor, así como las partes menos resguardadas de la corondia.

Hasta la Guerra Civil se siguió manteniendo las formas tradicionales de la panera, incluso con posterioridad se construyeron algunos ejemplares de este tipo. Sin embargo ya en 1914 se cambia la madera por ladrillos y cemento. Y por lo general, en las paneras anteriores a la década de los años sesentas se sigue manteniendo las formas y proporciones tradicionales, dándose incluso casos condecoraciones pintadas de motivos simplificados.

Villar de Castanedo (La Serra). Hórreo con corondia y corredor de ladrillo y cemento construido en 1954 y decorado con motivos geométricos pintados en azul sobre el corredor. Dibujo de Armando Graña (Fuente: GRAÑA GARCÍA, Armando y Juaco LÓPEZ ÁLVAREZ, Hórreos y paneras del concejo de Allande (Asturias): evolución y motivos decorativos, 1983)

En Allande también se da la presencia excepcional de cabazos, denominación que en el occidente de Asturias se da al hórreo gallego. Se corresponden al tipo Mondoñedo y a la variedad ancha, que es la existente en Asturias.

Son de planta rectangular, alzándose sobre dos muretes de mampostería en sus lados cortos. Sobre éstos, y también de piedra, se levantan los penales, y entre ellos los costales, o lados largos, que son de madera. La cubierta es a cuatro aguas y realizada en pizarra, con unos remates piramidales en piedra muy característicos. Su presencia en Allande se debe a la escasez y carestía de madera, su menor coste y por la proximidad del área del hórreo gallego.

Casa Santiago, Robledo (Valledor), 1933. Dibujo de Armando Graña (Fuente: GRAÑA GARCÍA, Armando y Juaco LÓPEZ ÁLVAREZ, Hórreos y paneras del concejo de Allande (Asturias): evolución y motivos decorativos, 1983)

El valor de este estudio realizado en 1983 reside en haber elaborado un destallado análisis de los hórreos y paneras del concejo de Allande, en el occidente de Asturias, lo que permitió el establecimiento de la evolución tipológica de estos artefactos, interesante por el predominio de la panera sobre el hórreo, la definición del estilo decorativo “Allande”, que analizaremos próximamente, así como en la recuperación del saber artesano de los últimos maestros carpinteros de hórreos.

Buscador

Utiliza el buscador para realizar una búsqueda en nuestro histórico de noticias:

calendar
calendar
rss